Al Jaén FS con el bocata y la tienda de campaña

Vista parcial de una de las gradas del pabellón de La Salobreja/FERNANDO LINARES.

Los aficionados del Jaén Paraíso Interior Fútbol Sala por fin podrán ver a su equipo en el pabellón de La Salobreja porque la liga empezó el pasado fin de semana, y este próximo sábado los amarillos reciben en casa a Xota.

Hay ganas de engancharse al ritmo semanal de competición, viendo cada dos semanas a los de Dani Rodríguez dando alegrías. El problema para el aficionado, un año más, es que la tienda de campaña sigue siendo obligada en el kit de artículos necesarios para ir al fútbol sala.

¡¡Sí, hombre!! El kit universal formado por esos elementos imprescindibles como son la camiseta amarilla, la bolsa de pipas, el bocata, la coca cola o cerveza…. y que en Jaén también incluye la tienda de campaña.

Así es porque a cualquier pabellón de importancia al que acudes a ver fútbol sala, baloncesto, el Circo del Sol… o el cine en La Loma, la entrada incluye SIEMPRE el número del asiento al que se debe ir para seguir el espectáculo. Esto te permite llegar justo de tiempo porque ese día trabajes, tengas una cita familiar o de cualquier otra índole. Pero en Jaén, como para otras tantas cosas, somos especiales.

El socio del Jaén FS no tiene asiento reservado en La Salobreja, y quien compra una entrada para el partido de la jornada, tampoco. Resulta curioso que, por ejemplo, el Real Jaén sí reserva el asiento a socios y aficionados, y eso que milita en tercera división, una categoría muy inferior a la del Jaén FS si hacemos el paralelismo.

Recuerdo que durante años el club decía que no podía otorgar un asiento a cada socio porque el Ayuntamiento no tenía pintados los asientos de La Salobreja; y como el pabellón no es de propiedad del Jaén FS, no podía hacerlo hasta que el ayuntamiento diera un paso al frente en este sentido. La última vez que alguien de la directiva del Jaén FS hizo pública esta queja (por enésima vez) fue finalizada la temporada 2016/2017. Y a las pocas horas el concejal de Deportes, José María Álvarez, anunció que para el inicio de la temporada 2017/2018 los asientos estarían numerados, por lo que el club podía ya reservar asientos a los aficionados.

Sorprendió que el mismo día que el concejal dijo esto, desde el Jaén FS se le felicitó por la iniciativa, y anunció que incluiría en los abonos y en las entradas el número de asiento la próxima temporada. Si no recuerdo mal eso fue un viernes por la tarde o un sábado. Pues bien, el domingo hizo público el club otro comunicado oficial diciendo que daba marcha atrás a lo dicho el día anterior por la gran avalancha de llamadas que habían recibido en la sede de socios quejándose. A mí me llamó la atención que un sábado y un domingo se produjera tal borrachera de llamadas telefónicas, sobre todo teniendo en cuenta que el Jaén FS cierra su sede los fines de semana, pero si dicen que así fue, lo daremos por cierto.

Aunque lo más sorprendente eran las razones esgrimidas para no reservar asiento: que si un socio iba un día con su hijo, otro familiar, un amigo, etc, a lo mejor no podría sentarse a su lado si estaban ocupados los bancos colindantes. ¡¡¡Cómo dice!!! ¡¡Pues claro!! ¡¡Como pasa en cualquier lugar serio que se precie!!. ¿De verdad que alguien se ha quejado por eso? Me vais a perdonar, pero yo no me lo creo. Es más, estoy en que hay algo más detrás para que el club recule ante algo que había venido reclamando desde hace años. Y voy incluso más allá: creo que sé la razón real, pero como es una especulación mía, me la reservo.

Lo que está claro es que una temporada más el aficionado del Jaén FS deberá llevarse la tienda de campaña para estar cómodo durante esta hora y media, o una hora, ó 45 minutos que debe llegar antes del inicio del partido para tener asiendo. Lo peor de todo es que yo he sido testigo de conatos de peleas cuando alguien llega al pabellón y ve una fila de diez asientos (sí, diez; los conté) reservados con un bolso, una botella de agua, una jersey… y cuando quien llega aparta el artículo para sentarse otra persona le recrimina diciendo que el asiento está reservado. El señor educado, para evitar una pelea que no beneficia a nadie, se marcha buscando otro lugar pese a que estamos a 4 minutos del inicio del partido.

El colmo lo encontramos cuando empieza el encuentro y más de la mitad de los asientos siguen reservados para alguien que vendrá… cuando le parezca bien. Aquel día hubo uno de los asientos que no se ocupó hasta el inicio de la segunda parte.

Esto y los posibles incidentes que puedan ocurrir, si ocurrieran, tienen una causa clara: la directiva del Jaén FS.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.