El Torredonjimeno ha perdido ante el Huétor Vega por dos goles a tres desperdiciando una ventaja de dos goles. Una derrota que, unida al resto de los resultados, reabre el debate de una permanencia que ningún puesto asegura matemáticamente…

Partido muy disputado de principio a fin, en el cual los locales desaprovecharon el ponerse por delante con un 2-0 a los diez minutos de juego. A partir de ese momento, el Huetor Vega no bajo los brazos en ningún momento, yendo de menos a más, acortó distancias, empató antes del descanso y remontó nada más comenzar la segunda parte. Y pudo ser más amplia su victoria, si Rubén Martínez no lo evita en dos claras ocasiones más para los granadinos a lo largo de la segunda mitad. Este podría ser de forma resumida lo vivido en la tarde dominical en el Matías Prats, con un ambiente muy caluroso, casi veraniego.

No se entiende como un equipo, jugándose lo que se jugaba esta tarde, tras una ventaja de dos a cero, deje escapar tres puntos tan importantes para haber asegurado definitivamente la permanencia en este grupo IX de Tercera División. Un grupo IX, dejado de la mano de Dios por una RFEF que el año pasado repescaba al equipo que hoy nos ha visitado, creando un auténtico cisma dentro de las estructuras de las categorías del futbol modesto. Ya de por si es una auténtica vergüenza, que a falta de una jornada para poner fin a la competición, un equipo como el Ciudad de Torredonjimeno, situado en la novena posición de la tabla clasificatoria, esté aún con la guillotina del descenso acechando y pensando que tiene que ir a jugársela a Mancha Real, para cuando menos empatar, … por aquello de si descienden los nueve últimos clasificados. Pero en fin, esa es otra historia, a la cual nosotros no vamos a poder dar solución.

La solución la tenían los hombres de Chumilla, que ni en sus mejores sueños soñaban con ir ganando a su rival por 2-0 a los diez minutos de partido. Carrillo y Francis, cogieron un tanto dormida a la retaguardia del Huetor Vega y aprovecharon sus ocasiones para soñar con el triunfo antes de tiempo. Los granadinos espabilaron, y sin prisas se fueron acercando a la portería de un Juanma bastante inseguro, acortando distancias al cuarto de hora, tras aprovechar Gueyé un rechace de un libre directo perfectamente lanzado por Butzke que se estrellaba en la escuadra previamente. Ese tanto dio alas a los verdes, que comenzaron a asediar la portería local, con claras ocasiones de gol de delantero centro visitante y de Espínola, que empezaba a hacer de las suyas. La lesión de Lara y su sustitución, tenía tintes de despedida. Ovación para el de Martos con gritos de “Lara quedaté”. Poco después, Espínola hacía el tanto del empate, en una jugada poco afortunada que acabó con la lesión de Juanma, teniendo que entrar Rubén Martínez. Pudo adelantarse el Huetor Vega, tras disparo lejano con mucha intención de Palomares, pero el recién entrado Rubén evitaba la debacle antes del descanso. El Huetor Vega terminaba dominando claramente el juego, y creando verdadero peligro ante la meta local.

Y con la reanudación, seguía la misma tónica. Un Huetor Vega claramente lanzado a por la victoria, obtenía la recompensa a su insistencia a los seis minutos, en una extraña jugada dentro de área local, donde la falta de entendimiento permitía a Espínola de nuevo rematar a placer el 2-3 para los granadinos. Trataron de reaccionar los locales. Un buen disparo de Edu Osorio estuvo cerca de poner el huy en la grada, pero en cuanto a peligrosidad real, seguían mandando los visitantes. Las aproximaciones del tandem Espínola-Butzke, llevaban continuo peligro al área local, mientras tanto los intentos de los rojiblancos se quedaban en un quiero y no puedo, sin concretar realmente ninguna ocasión de peligro. Alguna internada veloz de Montiel, alguna jugada de Adri, pero siempre terminaban con el balón a córner, o cortadas por unos peloteros del Huetor Vega mucho más metidos en el encuentro. Además era evidente que el conjunto tosiriano jugaba con una ansiedad que iba en aumento con el transcurrir de los minutos. Pero sin duda, faltaba la chispa y el orden que le hemos visto en los últimos partidos en el Matías Prats. Era mucho lo que esta tarde había en juego, y la presión y la tensión ha pasado factura en forma de derrota cuando menos se esperaba.

En el capitulo de destacados, mencionar el gran nivel del cuadro granadino, y especialmente Espínola y Butzke. Por los locales, mencionar la buena actuación de meta suplente Rubén Martínez, que sin duda evitó que la victoria visitante hubiese sido más holgada.

Toca jugársela en la última jornada, visitando en la Juventud a un Mancha Real ya salvado, donde como mínimo habrá que puntuar para evitar más sobresaltos en esta temporada de infarto. Aunque todo indica que hasta que no se resuelva definitivamente todos los posibles descensos de segunda B y ascensos de tercera a esa misma categoría, las cábalas van a estar a la orden del día.

Ficha técnica: asistencia de unas 400 personas. Tarde primaveral. Mucho calor.

UDC TORREDONJIMENO: Juanma (35’ Rubén Martínez), Joselillo, Vicente, Álvaro (75’ Luque), Miguelín, Edu Osorio, Lara (27’ David Rus), Francis, Montiel, Carrillo y Adri.

CD Huétor Vega: Miguel, Palomares, Capilla, Gueye, Raúl Pérez, Hurtado, Espinola, Miguel Jiménez, Adri Butzke (82’ David Romero), Sergio García (67’ Jorge) y Armando (80’ Bolivar).

ARBITRO DEL ENCUENTRO: Javier SÁNCHEZ CARRERAS (Colegio de Córdoba).

TARJETAS DEL UDC TORREDONJIMENO: Tarjeta amarilla a Álvaro y Montiel.           

TARJETAS DEL CD HUETOR VEGA: Tarjetas amarillas para Gueye, Capilla, Espínola y Sergio.

GOLES DEL PARTIDO:

1-0         m. 7       Carrillo

2-0         m. 9       Francis

2-1         m, 15     Gueyé

2-2         m. 31     Espínola

2-3         m. 51     Espínola

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here