El VIR no es el VAR, pero por algo hay que empezar

Tema peliagudo el que se acerca al fútbol sala con la implantación del VIR (Video Instant Review) en la próxima Copa de España de Málaga. Una novedad que llega tarde a la actualidad deportiva, ya que tanto el VAR en el fútbol, o el Instant Replay en la ACB están siendo protagonistas ya con sus bondades y sus “maldades”. Cómo toda novedad que llega tarde, su mayor problema será la continua comparación con estos métodos anteriormente citados. Y es que en realidad, el VIR estará en fase de prueba únicamente en cinco casos casi intrascendentes, a excepción de fallos clamorosos.

  • Situaciones de Gol-No Gol. Este caso únicamente se refiere a las situaciones donde no está claro si el gol es válido o no, ya sea por gol fantasma o por situaciones como la sucedidas en el Pozo vs Xota. En este partido se anuló un gol porque había sido originado de un saque de portería en el que los árbitros no se percataron que un jugador del Xota había tocado la pelota. Por desgracia, NO entran en estas situaciones la posibilidad de rearbitrar la jugada en referencia a faltas anteriores al gol o demás situaciones.
  • Situaciones de Roja directa. Quizás esta sea la situación a la que “más jugo se le pueda sacar”, ya que es la única de todas donde se rearbitrarán jugadas. Únicamente se hará en el caso de que se pudiera castigar con una tarjeta roja por una agresión, una mano o un exceso de intensidad defensiva, e indirectamente esto afecte en posibles penaltis no pitados. No entra en esta situación cuando el árbitro entiende que es de amarilla. Por tanto, aunque suceda un penalti no pitado, si el castigo al entrar en acción el VIR se saldara con una tarjeta amarilla, no se entraría a valorar.
  • Situaciones de final de partido. Aquí se aborda el análisis de los últimos momentos del partido y en relación a posibles goles en los últimos segundos (como el sucedido en un reciente partido de Catgas donde la bocina no sonó).De nuevo, NO entran en este caso, faltas ni nada relativo a rearbitración del partido.
  • Situaciones de error de identidad. Básicamente para evitar el error a la hora de mostrar tarjetas.
  • Situaciones de penalti. Sí, parece el más jugoso de todos, pero ni mucho menos, ya que ÚNICAMENTE entra a valorar cuando se pite un penalti y la infracción se ha cometido fuera del área o viceversa. En ningún caso se rearbitrarán acciones de posible penalti o interpretativas.

Habiéndose analizados los 5 supuestos, queda bastante claro lo ya expresado. Este es un primer pasito pero se queda bastante corto, e incluso hace que la novedosa posibilidad de que el entrenador pueda solicitar una acción de VIR por partido, quede casi en irrisoria, más allá de errores gravísimos por partida doble (no solo sería el propio error del arbitro, sino también se produciría el error de la mesa al no indicar la necesidad de que se revise esta acción). Esto en realidad deja a los entrenadores atados de pies y manos y recibirán más de una negativa a la revisión del VIR, al no estar contempladas sus peticiones en estos supuestos.

En conclusión y como decíamos, es un pequeñísimo avance, pero algo es mejor que nada y ayudará al menos a que esta próxima Copa de España sucedan menos situaciones injustas. Aun así, dejará como demostración evidente que aún queda mucho para que la justicia llegue a este nuestro amado deporte moralmente olímpico… Pero esa ya es otra historia.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.