Un Mancha Real de récord

Foto: AT MANCHA REAL

La historia del Atlético Mancha Real está plagada de magníficas temporadas de las cuales un buen puñado finalizaron en ascensos. Una de ellas quedará para la historia ya que consiguió el récord de puntos en la antigua Primera Andaluza…

Desde 1984, año de nacimiento del Atlético Mancha Real, su historia ha estado jalonada de éxitos con un buen puñado de ascensos de categorías, especialmente en las dos décadas del nuevo siglo, destacando el que consiguió hace unos años a la categoría de bronce del fútbol español. Sin embargo, voy a recordar hoy una en la que el club batió todos los registros y que hasta la fecha de hoy no han sido superados. Me refiero a la temporada 2008/09, en la que el equipo militó en la competición autonómica de Primera Andaluza -hoy División de Honor- consiguiendo unos números que, ciertamente, parece complicado que se puedan mejorar.

El club llevaba cuatro campañas en esta nueva competición autonómica buscando retornar a la Tercera División. Para esta campaña se recurrió para el banquillo a José Jesus Aybar. El técnico arjonillero era conocido en la localidad pues ya había entrenado unas temporadas antes al equipo.

Con una plantilla renovada en buena medida con respecto a la anterior y la llegada de jugadores jóvenes, pero con experiencia, además del apoyo de algunos veteranos, comenzaría una campaña en la que el equipo prácticamente se paseó por el grupo, a pesar de contar con rivales malagueños de la entidad de El Palo, Nerja, Alhaurín de la Torre, Torremolinos o Benamiel, además de comprovincianos con nombre como Martos, que acabó tercero, Baeza, Vilches, Real Jaén B y La Puerta. Fue una temporada difícil para los nuestros que tuvieron que ver cómo el Torredonjimeno y el Alcalá se retiraban de la competición, éste último poco antes de finalizar la temporada.

Salva, Rubén, Bolaños, Vitu, Chemi, Nando/Prieto, Cobo, Perdi, Mutiu y Pablo.Foto: BENJAMÍN ALGUACIL

La retirada del Mengíbar, que militaba en Tercera División, abrió el abanico de jugadores disponibles y un buen ramillete de ellos llegaron a La Juventud, como el portero Mendoza, Salva, Alberto Cobo, Juanito, Pablo, Negro y Fran, que venían de realizar una magnífica temporada en el conjunto mengibareño. Estos jugadores aportaron un plus muy importante al equipo en el aspecto meramente deportivo.

Volvieron también jugadores de casa muy queridos como Nando y Pedro Bolaños, además de futbolistas del filial del Real Jaén como Rubén Guerrero y Prieto y otros de calidad como Chemi y Santi.

El portero Joseba, Gámiz, Mateo, Juan Ángel, Perdi, Marcos, Mutiu, Vitu y Blas, siguieron en el equipo de la temporada anterior como eje de la plantilla.

Con estos ingredientes, el Atlético Mancha Real apostaba fuerte y no tardó en dejar patente su superioridad; aunque la única derrota que cosechó el equipo en toda la temporada, ocurrida en la tercera jornada en el campo del Benamiel (3-1) tras un partido con polémica arbitral, le privó de ocupar la primera posición que, sin embargo, acabaría por conseguir en la sexta, para no dejarla ya hasta el final.

Clasificación final

Tan solo el conjunto de El Palo aguantó el ritmo impuesto por los verdes. En el campo de San Ignacio, precisamente, el equipo de Aybar hizo el único empate de la temporada cuando se jugaba la novena jornada, pero al comienzo de la segunda vuelta acabó por perder de vista en la clasificación al cuadro de la barriada malagueña, aguantando el liderato e imponiendo un nivel espectacular, al conseguir nada menos que veintitrés victorias de forma consecutiva.

Fran fue el máximo goleador del equipo

Los números lo dicen todo: treinta victorias, un empate y una derrota; ochenta y un goles a favor por tan solo quince en contra. En La Juventud no se escapó un solo punto.

Una temporada para enmarcar que acabó con el ascenso, a cinco jornadas del final de la liga, y que acabaría prolongando la temporada siguiente, ya en Tercera División, en la que mantuvo a buena parte de este equipo, con una nueva primera posición, que le llevó a disputar las eliminatorias de ascenso en la que, primero el Badajoz, y en la última eliminatoria, el Extremadura, acabaron con las ilusiones de los verdes de asaltar la Segunda División B.

Fueron dos temporadas que quedarán para el recuerdo del aficionado y también de los propios protagonistas del vestuario, forjando un vínculo que aún persiste, a pesar de que una buena parte de aquel grupo de grandes futbolistas ya no está en activo.

Pedro Bolaños, actual entrenador del club, vivió con intensidad aquellas temporadas y así nos las recuerda:

Pedro Bolaños

Fran, que juega esta temporada en el Torreperogil, fue el máximo anotador del equipo superando la veintena de goles

Fran
tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.