Reticencias de la Andaluza a los intereses de nuestros clubes de Tercera División y División de Honor

Pablo Lozano tiene un criterio diferentes a nuestros clubes
Pablo Lozano, presidente de la RFAF

La unión de criterios de nuestros equipos provinciales en División de Honor, que por otra parte coinciden también con los de Tercera División, en cuanto a la composición de sus respectivos grupos para la temporada 2020-21, ha encontrado serias reticencias en el ámbito federativo…

De poco parece que va a servir que los equipos jienenses, tanto en División de Honor como en Tercera División, vayan por el mismo camino en cuanto a la composición de los dos grupos en que van a ser divididas ambas competiciones, según el criterio que parece haber tomado ya el estamento federativo del fútbol andaluz.

La Real Federación Andaluza de Fútbol parece haber tomado la decisión de que los grupos se completen mediante el denominado “sistema cremallera”, que no es otra cosa que formar los grupos en función de las clasificaciones obtenidas por los clubes la temporada anterior, sin atender a los lógicos criterios de proximidad por los que claman nuestros clubes provinciales.

Asistentes a la comisión de División de Honor. Foto: RFAF

El ente federativo contará para lubricar su plan con la diversidad de opiniones al respecto de un buen número de clubes de otras provincias, especialmente por parte de los almerienses y granadinos, que se han posicionado en contra del criterio geográfico, atendiendo a sus lógicos intereses, todo hay que decirlo.

En la reunión que mantuvo la comisión de clubes de División de Honor, que presidió Pablo Lozano, presidente de la RFAF, y en la que estuvo representado el fútbol jienense por el CD Villanueva, el máximo dirigente federativo andaluz pareció posicionarse a favor de la medida de la opción “cremallera”, aunque aludió a que será la distribución que elija la mayoría (aunque deben coincidir los grupos oriental y occidental) el criterio que se concretará. Lozano abogó por una compensación económica por kilómetros recorridos, algo que no convenció ya que esa compensación no se aproxima en nada a los gastos de transporte y dietas que generan.

Se trató, además, el tema de la novedosa Copa de Andalucía, en la que estaría incluido el Begijar CF, por su clasificación de la temporada pasada, y que comenzaría a disputarse a final del mes de septiembre, con fecha de finalización a mediados de octubre. Los dos finalistas de esa competición, que disputarían un total de ocho clubes, tendrían acceso a jugar la fase previa de la Copa del Rey. A la finalización de esta competición, y siempre en el mejor de los casos, comenzaría la regular, barajándose la fecha del 18 de octubre.

A pesar de la importancia que Lozano quiere otorgar a la competición, lo cierto es que otras dos cuestiones tratadas, referentes al logo federativo obligado a utilizar en las camisetas y las retransmisiones por la televisión federativa, son cuestiones que no han reportado hasta ahora beneficio económico alguno a los clubes, de manera que, salvo lo novedoso de las cuestiones, en poco o nada van a ayudar a superar una temporada que se prevé muy difícil en lo económico y que se puede complicar aún más si finalmente la distribución de los grupos acaba por partir en dos a los cinco equipos comprovincianos.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.