Liga 20/21, una temporada distinta para la “nueva normalidad”

1014
Una temporada distinta
Foto: BENJAMÍN ALGUACIL

En la incertidumbre de los tiempos deportivos que nos ha tocado vivir, la nueva normalidad ha permitido a la RFEF, dueña de las competiciones no profesionales, alumbrar un nuevo orden en nuestra liga, en este universo balompédico del fútbol modesto. El 14 de septiembre, en su página web publicaba un artículo en el cual desglosaba el para qué iban a competir los equipos durante la temporada 2020/2021.

Nunca me gustó la nomenclatura de Segunda B o Tercera y menos los nombres comerciales que desde hace algunos años apellidan la primera o segunda división: segunda B es la tercera categoría del fútbol nacional, como la tercera es la cuarta categoría (perogrullo). Para la 2021/2022, la siguiente a la que aún está por empezar y en esta draconiana vuelta de tuerca, la RFEF ha creado la Primera, Segunda y Tercera División RFEF lo que traducido a lenguaje vulgar resulta ser tercera, cuarta y quinta categoría del futbol nacional.

Una liga distinta para nuestros equipos de Tercera y Segunda B

Recordemos que la era post Covid 19 ya trajo una primera modificación estructural. De un Grupo IV de Segunda B y IX para Tercera con 20/21 equipos se pasó este año a dividir ambas competiciones en dos subgrupos.
Pongamos los datos en perspectiva.

En la futura temporada 2021/2022, considerando el Grupo IX de Tercera División como un único ente competitivo (como a continuación veremos) solo tres equipos (14,28%) podrán participar en la Segunda División RFEF (4ª categoría), trece equipos (61,90%) pasarán a participar en la Tercera División RFEF (5ª categoría) y cinco equipos pasarán a categoría territorial (23,80 %). Un verdadero agujero negro.

Foto: BENJAMÍN ALGUACIL

Atlético Mancha Real, Real Jaén, C. Torredonjimeno, Atlético Porcuna y Torreperogil CD disputarán una competición dividida en fases. La primera, una liga tradicional a doble vuelta contra el resto de rivales del Grupo IX, Subgrupo 1 (Loja CD, CD Huetor Tajar, CD Huetor Vega, UD Maracena, Almería B y CP Poli Almería). Veinte partidos que te situarán en la tabla determinarán PARA QUÉ juegas el resto de la temporada.

¿Has quedado entre los tres primeros? Zona alta. Juegas la segunda fase donde te enfrentarás solo a los equipos que hayan quedado en las posiciones primera a tercera del Grupo IX, Subgrupo 2 (Antequera CF, El Palo, Vélez, … -los que el juego determine-). A doble vuelta. 6 partidos más.

Con los puntos y goles que obtuviste en la primera fase (corregidos con un coeficiente por el hecho de haber jugado dos partidos más) y los puntos obtenidos en esta segunda liga se establecerá una clasificación donde campeón y subcampeón ya formarán parte de la Segunda División RFEF (había escrito ascenderán, pero recuerdo que seguirán en estando cuarta). El resto de los equipos de esta zona alta aún pueden optar a la plaza queda disponible en Segunda División RFEF.

¿Has quedado del cuarto al sexto? Zona media. También vas a jugar una segunda fase sólo contra los del Grupo IX, Subgrupo 2 que han ocupado esas mismas posiciones. A doble vuelta. 6 partidos más. Mismo modus operandi clasificatorio que antes pero el premio por campeón o subcampeón es disputar la tercera fase: eliminatorias a partido único contra los repescados de la zona alta. Cuartos de final, semifinal y final en campo del mejor clasificado. Sólo puede quedar uno: el campeón obtendrá la tercera plaza reservada para el Grupo IX en Segunda División RFEF. El resto se mantendrán en Tercera División RFEF (aunque debería de haber escrito descenderán porque pasarán a estar en quinta).

¿Has quedado del séptimo al once? Zona baja. Sí, también vas a jugar una segunda fase solo contra los del Grupo IX, Subgrupo 2 que hayan ocupado esas posiciones, a doble vuelta y con efectos clasificatorios acumulativos de la primera fase. ¿El objetivo? Quedar entre los cuatro primeros te dejarían permanecer en Tercera División RFEF (quinta categoría) porque del quinto para abajo supone descender a categoría territorial.

¿Y el Linares Deportivo?

El único representante del fútbol jienense en Segunda B tendrá una competición que se desarrollará con similares características. Una liga regular encuadrado en el Grupo IV, Subgrupo 2 con nueve equipos más y cuyo desarrollo le dejará en la posición por la que debe competir para su futuro.

Si se clasifica entre los tres primeros optaría a disputar el ascenso a Segunda División mediante liga Intergrupo IV y eliminatorias que en caso de no ascenso dejaría al equipo en la nueva Primera División RFEF (tercera categoría); clasificándose entre el cuarto y el sexto disputaría una liga Intergrupo IV para permanecer en Primera División RFEF o pasar a Segunda División RFEF (cuarta categoría); clasificándose entre el séptimo y el décimo disputaría un liga Intergrupo IV que puede dejar al equipo en Segunda División RFEF (cuarta categoría) o llevarlo hasta la Tercera División RFEF (quinta categoría).

Salvo que sea una errata lo publicado en la web de la RFEF y a falta de publicación de las bases oficiales de competición es tal cual: en una temporada se puede pasar de 2ªB (tercera categoría) a la Tercera División RFEF (quinta categoría). Y esa “parca” pasa alta: cuatro equipos del Grupo IV de 2B

¿Qué puede traer este sistema competitivo?

Una vez explicadas las bases de competición y el futuro que le espera a nuestro fútbol más cercano, quizás al aficionado pueda resultarle atractiva una competición en la que los equipos estén siempre inmersos en fases competitivas donde el resultado de cualquier partido tenga la suficiente trascendencia para no ser considerado trámite. Habrá liga regular con alto interés clasificatorio, habrá liga intergrupo que pueden dar ascensos, habrá eliminatorias a partido único. Creo que no ha faltado ningún sistema de competición por jugar.

Un pero. Aunque evidentemente los datos no sean extrapolables, si nos centramos en una posible zona alta donde quieren estar Atlético Mancha Real, Real Jaén o Torredonjimeno, revisando las clasificaciones del Grupo IX durante las últimas 10 temporadas, en la jornada 20 podemos observar que la orquilla de puntos del primer clasificado va de los 53 a los 38 puntos y la de diferencia entre el primero y tercero entre los +15 y el +1.

Bajo mi punto de vista, mezclar las clasificaciones de los dos subgrupos manteniendo los puntos obtenidos vulnera el principio de igualdad que sostiene una liga regular en la que todos juegan contra todos. ¿Tendrá el mismo desarrollo competitivo el subgrupo uno y el dos de cualquier grupo de tercera división o de la propia segunda B? La respuesta es no.

Aquel subgrupo que muestre un mayor nivel competitivo ira en detrimento de sus participantes ya que la puntuación con la que llegarán a la fase dos será inferior al del subgrupo donde los equipos que ocupen la zona alta se muestren netamente superiores al resto de sus rivales. Sirva como ejemplo la 2018/2019 en comparación con la 2010/2011 en donde Maracena (líder con 38 puntos) empezaría la fase dos 6 puntos de distancia respecto del tercer clasificado y a 11 puntos del líder con tan solo 18 puntos en juego. Muy equitativo no parece.

Los equipos ya saben lo que atenerse. Solo queda esperar haya salud para que el público, con seguridad, pueda disfrutarlo en las gradas.

Mientras, cuídense y sean felices.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí