Rodríguez vete ya

Andrés Rodríguez, presidente del Real Jaén.
La afición clama por la marcha del presidente Andrés Rodríguez.

Vivimos una época en España en la que parece que el deporte nacional es contar mentiras, habiendo una reñida competición para ver quién es el ganador. Créanme que hay grandes competidores, auténticos números uno en ese arte, y entre ellos se ha colado el presidente del Real Jaén que, además, lleva pasos de convertirse en el auténtico ganador de esta competición.

La cuestión es por qué. Por qué en una ciudad pequeña donde nos conocemos todos, hay una persona que se empeña en mentir, en engañar y no sabemos si algo más en una de las pocas instituciones que nos quedan vivas en Jaén.

Desde que esta gente se hizo cargo del Real Jaén no hemos visto nada más que mentiras que se han ido acrecentando con el paso de los años. En lo deportivo, empezamos con un proyecto mayoritariamente con gente de Jaén que duró unas pocas jornadas, terminando con la destitución de Valenciano y con la expulsión de la inmensa mayoría de la plantilla para traer sobre la marcha una plantilla entera y un entrenador nuevo, que tampoco terminó la temporada, y que supuso un fracaso en el play off.

La temporada siguiente trajeron a precio de Mourinho a un entrenador que no había empatado con nadie y que, a pesar de haberle confeccionado la mejor plantilla de la categoría y, si me apuran, hasta de muchos equipos de Segunda B, tampoco consiguió el ansiado objetivo del ascenso. Eso sí, con el contrato que le firmaron, por pocas hubo de vender el estadio para pagarle.

Y la temporada pasada, más de lo mismo, con el agravante de que al fracaso deportivo, al no haber alcanzado el ascenso, se unió la culminación de la ruina económica que han ido gestando durante todos estos años, haciéndonos ver que no había dinero a pesar de haber jugado dos eliminatorias de Copa del Rey con dos rivales de Primera División.

Si nos vamos a lo social, las mentiras han ido in crescendo día tras día sin límite y sin contención. Hemos pasado de subir a Primera en cinco años, de tener un equipo ecológico con paneles solares y no sé qué historias más con el aceite, a tener un equipo en el que nadie cobra, en el que los empleados son despedidos de un día para otro, en el que los comunicados pareciera que los escribiera un gorila del zoológico, inútiles para comunicar a la Federación los resultados de los test de coronavirus de la plantilla, y que ni siquiera son capaces de entregar su carnet de abonado a aquellos que hemos decidido, no sé todavía por qué en mi caso, abonarnos esta temporada. Todo humo. Todo mentira.

Y para colmo, aun sabiendo que tiene a todo el mundo en contra, que está más solo que la una, que incluso existe una plataforma de aficionados dispuesta a hacerse cargo del club, se empeña en mantenerse en el cargo tomando cada día decisiones más rocambolescas y viviendo situaciones tan esperpénticas como la del nuevo vicepresidente, el breve, que solo van a acarrear la desaparición del club. Todo ello, conviene no olvidarlo, con el silencio cómplice del Ayuntamiento que, no sólo no hace nada para echar a este personaje sino que le patrocina una camiseta, sin explicarnos cómo piensa pagar ese patrocinio dado el embargo que tienen las cuentas del club.

Todo este cúmulo de mentiras y despropósitos va a traer consecuencias para todos: para los aficionados, que nos quedaremos sin el equipo de nuestros amores; para el mismo presidente, rechazado en su propia ciudad; pero, sobre todo, para el Real Jaén, que va a desaparecer después de casi cien años de historia, ante la impotencia de los jiennenses y el pasotismo de los políticos.

Espero que este hombre se caiga del caballo como San Pablo y mañana mismo entregue sus acciones y, muy importante, la contabilidad del club para que, al menos, podamos quemar el último cartucho para evitar la desaparición. Otra cosa sería difícil de entender por todos Y es que este tipo está llevando a nuestro Real Jaén a vivir las páginas más vergonzosas y vergonzantes de su larga historia.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.