La liga de 17 jornadas…

Al fin ha terminado el año 2020, un año difícil para todos a nivel social, pero centrándonos en el terreno deportivo, sin duda que también para el Jaén en esta liga.

Todos hemos escuchado o leído en algún momento el famoso… ¡“al Jaén le ha mirado un tuerto”!. Y tanto que sí porque todo parece haber ido en contra y aun así, ahí están luchando y dando guerra como siempre, pero os voy a exponer el contexto de una situación especial que ocurre aquí para los que leéis esto y no sois de la capital de Santo Reino.

Jaén tiene algo especial, algo único y que a diferencia de otras ciudades y pueblos maravillosos donde se vive y respira el fútbol sala por los cuatro costado, no tienen algo que es una carga tremenda y a la vez un incentivo y motivación. Jaén es el único lugar donde la liga dura una vuelta, ya fueran 15 jornadas como hasta ahora, o 17 como este año.

FOTO: Fernando Linares

Pero en Jaén, casi como similitud a las ligas argentinas, parece que vive las ligas como un torneo de apertura y clausura, y es que en nuestra pequeña ciudad se vive, se respira, se exige y hasta se reza porque en Jaén vivimos por y para la Copa de España en ese torneo de apertura, y las segundas vueltas se viven de otra manera.

Es una realidad. Yo, que acabo de cumplir mis 10 años de socio de este club, puedo afirmar que en La Salobreja se han celebrado clasificaciones para la Copa de España con más afán y fervor que clasificaciones para playoff de liga o para las semifinales de los mismos, un hito histórico que aunque celebrados, se trataba más como una transición que un logro.

Aquí cuando se va en la jornada 4 se mira ya para la jornada 17, y estar en puestos de descenso no tiene tanta relevancia porque esta afición ya tiene el famoso runrún en la mente desde que no está en los 8 primeros. Y aunque La Salobreja esté vacía, es una obviedad en que el míster y los jugadores han sentido ese runrún y esa presión aumentada.

La liga de 17 jornadas
FOTO: Fernando Linares

Yo que por suerte he expandido tanto este año mi hobby y afición por el fútbol sala hasta conocer a personas maravillosas por todo el país, me doy cuenta de ello al hablar con esas personas. Siempre pensamos en la Copa, cada victoria, cada jornada de liga, cada suposición de puntos, e incluso cada aplazamiento, nuestra mente vuela a cuantas jornadas quedan hasta la 17, cuantos puntos harían falta, y cómo van los otros rivales.

Algo normal sin duda, y que viven muchos otros equipos que luchan por entrar en la mejor competición del mundo. Pero en Jaén siempre ha sucedido así, los runrún se suelen dar en las primeras vueltas de la liga porque luego entrar en Playoff es un premio. Pero la autoexigencia es clara, es entrar en Copa, todos nos mentalizamos de la situación de este club y esta plantilla sobrepasados por la llegada de inyección a otros equipos y que aunque, el objetivo hipotético sería luchar por poder entrar en la Copa, el objetivo real es el que es, solo vale entrar en Copa para lo bueno y para lo malo.

Mauricio fue el autor del tanto del Jaén FS

Se vivió el lado más amargo de este “don envenenado” año pasado en la fatídica penúltima jornada dela primera vuelta de la liga, cuando nos lo jugábamos todo contra Levante y un servidor se acostó casi llorando esa noche, ¿Cómo era posible que el Jaén no estuviera en la Copa de Málaga? La ciudad donde vivía en ese momento, la ciudad donde podría ser una fiesta de aficiones para el fútbol sala donde no podía faltar la amarilla.

Y se vivió el lado más motivador cuando a la jornada siguiente se ganó en Torrejón de Ardoz, cuando nadie lo esperaba. Nos clasificamos para la Copa mientras pegaba gritos de alegría en mi casa enganchado a la radio… Curiosa la comparación con este año en el enfrentamiento de cuartos de Copa del Rey, que vendrá en febrero de nuevo en Torrejón. Nadie espera nada pero siempre quedará ese “es el Jaén, y Jaén con las copas…” que tanto escuchamos fuera de aquí. Ya nos conocen y conocen esta relación, y con la copa del rey tenemos alguna cuenta pendiente.

En resumidas cuentas, en Jaén se viven las copas, en Jaén existe entrar en Copa y ya luego veremos a ver que pasa y que más nos cae, y en un año tortuoso donde este grupo ha pasado calamidades como ningún otro, seguimos pecando de hacer cábalas. Estamos cuartos por la cola, pero seguimos pensando que si se pica una victoria de aquí… que si un empate allá… Sobre todo por la victoria de Palma como el año pasado cuando nadie lo esperaba.

Estamos locos de la cabeza, los números de matrix se quedan cortos en comparación a los números que hace un aficionado amarillo en su cabeza para ver que hará falta o que resultados necesitamos en la liga. Pero si os digo, estamos locos de la cabeza y si algo tenemos en Jaén es que somos agradecidos. Y esta competición nos ha dado tanto… ¿Cómo vamos a faltar a ella?

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.