Otro naufragio blanco

Naufragio del Real Jaén ante el Huétor

Dos a cuatro pierde el Real Jaén ante el Huétor Tajar en un partido desastroso del equipo jienense y en el que dejó patente sus carencias. Los blancos se encuentran ya en una situación muy delicada.

Horrorosa primera parte del Real Jaén, de las peores que se recuerdan en La Victoria. Inoperante, no jugó absolutamente a nada e improvisando realmente con el balón en los pies. El equipo jienense no tuvo la iniciativa y fue dominado por un Huétor Tajar superior y con las ideas muy claras. Y sin duda , hay jugadores que no están a un buen nivel, que el plantel está mermado y la planificación ha sido mala, pero de que el colectivo transmita esa sensación general tiene un responsable principal, el entrenador.

El Real Jaén esperó desde el inicio en medio campo con un 1-4-1-4-1, con Pekes como jugador más adelantado, con Juan Carlos por detrás y uno de los dos medio centros saltando a la presión. Sin embargo, ésta era muy tímida, casi basada en vigilancias y a lo largo de toda la primera parte, el Huétor Tajar marcó el ritmo del partido y tuvo la iniciativa con el balón. Ciertamente tampoco gozó de demasiada profundidad, pero tenía mucha más presencia en el campo.

La primera llegada con peligro fue un centro chut de Joaquín que se envenenó y se fue por encima del larguero. El Real Jaén dispuso de su única ocasión de peligro a continuación. Un balón rechazado tras el córner le llega a Ezequiel y su lanzamiento se fue fuera. Este fue el único argumento ofensivo del Real Jaén en el primer tiempo.

El equipo de Pajares daba sensación incluso de improvisación individual con el balón, no había una idea clara de juego en el campo. El Real Jaén ni jugaba directo, ni elaborado, ni rápido… No se jugaba a nada y el Huétor, ordenado y serio, poco a poco iba creciendo más aún en el partido. Primero Joaquín lo intenta con un lanzamiento desde el pico del área que manda a córner. Después, llegaría el gol. Enorme jugada de Juanje por la izquierda, detrás atrás a un desafortunado Adolfo, su centro no lo remata nadie y el rechace lo manda a la red el lateral Raúl. Cero a uno.

Naufragio blanco.

Desde ese tanto en el minuto 34, Huétor sometió absolutamente a un desconcertado Real Jaén, incapaz de contrarrestar el buen juego visitante. Así Manu Castillo lo intentó con un buen disparo y después de Esteban que rechaza también Diego, el mejor de los jienenses en la primera mitad. Lo mejor para el Real Jaén fue llegar a los vestuarios.

Segunda parte

En la segunda parte, la dinámica cambio algo en los primeros minutos y el Real Jaén al menos elevó la presión. El equipo se mostró más combativo y al menos si tenía mucha más competitividad. Ezequiel apareció continuamente, siendo el faro de su equipo en esos primeros minutos y los jugadores del medio tuvieron más presencia en las progresiones de su equipo. El Real Jaén se estiraba más, había más espacios y se presagiaba una segunda parte movida. Y vaya si lo fue, sobre todo en goles…

Naufragio

El primer aviso fue de Ezequiel. Buena acción individual del extremo que progresa y sortea rivales en paralelo a la línea del área y suelta un buen disparo que se va por poco. En la siguiente buena acción, el balón para adentro. Muy buena jugada colectiva del equipo jienense, que parte desde la izquierda, desde Ezequiel. Éste cede a Fran Hernández que filtra un balón a la frontal hacia la posición de Cambil, que deja pasar el balón. El cuero le llega a Pekes que la pone junto al palo. Empate a uno.

El Real Jaén estaba mejor e incluso pudo llegar el dos a uno, con un despeje fallido de Fidel que golpeó en Pekes. Sin embargo, cuando mejor estaban los blancos llegó el mazazo del uno a dos. Disparo desde fuera del área de Joaquín sin oposición y el balón para adentro. Uno a dos. Huétor volvió a coger la manija del choque y empezó a tener mucha presencia ofensiva. Precisamente en una combinación dentro del área acabó con un inocente derribo de Fran Hernández. Esteban no fallaría desde los once metros.

Naufragio

Tres minutos más tarde, el propio Fran Hernández se resarció. Lanzamiento de falta que golpea en la barrera y balón se cuela en la red. Dos a tres. Y cinco minutos más tarde el Huétor sentenció. Joaquín lanza solo absolutamente y marca un auténtico golazo a la escuadra opuesta. Dos a cuatro. Cada vez que llegaba el Huétor en la segunda parte era gol, cada vez que conectaban los de arriba generaban peligro y también la pasividad defensiva del Real Jaén era alarmante. Todo se mezclaba en la cocktelera para reflejar ese dos a cuatro.

Al final, Esteban acabó expulsado e incluso pudo llegar el quinto pero la vaselina de Joaquín se fue muy cerca de la portería. Pekes intentó reducir distancias con un cabezazo y poco más… Ahí murió un partido que deja a los blancos en una situación delicada, en puestos de descenso, con una plantilla mermada a la que solo ha llegado Piscu de momento y con un entrenador que no logra sacar mucho más partido a su plantel del que lo hizo Jaime Pérez. Es más, el Real Jaén cada partido que pasa juega peor. O cambian pronto las cosas, o el final de temporada puede ser bastante negativo…

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.