Han transcurrido dos segundos desde que el martillo se desprendiera de sus manos. El martillista jiennense persigue con su mirada la trayectoria de la esfera de 7’260 kg que lo componen. El grito que acompaña al martillo permanece en la pista impulsando unos centímetros más la trayectoria del lanzamiento, como si tuviese el poder de modificar la constante de la gravedad.

Estamos en la tercera ronda. El plusmarquista español, el montijano Javier Cienfuegos, encabeza la clasificación con 72’ 66 metros. Rememorando a la escuela catalana del F. C. Barcelona, Pedro José Martín, va en segunda posición con 67’ 71 metros.

La idea es sencilla dar a la cabeza del martillo la velocidad máxima en el momento de soltarlo, los músculos tienen que retenerlo durante cuatro giros (o molinetes) ejerciendo una fuerza superior a 200 kg. Si quiere ir más allá además tendrá que aplicar una inclinación lo más cercana a 45º.

Se ajusta su guante POLANIK a su mano izquierda, sus zapatillas NIKE de goma cocida que se adhieren al asfalto del círculo de 2’ 135 metros de diámetro.

Se viste para ejecutar una técnica perfecta que existe en su cerebro y que espera materializar. La malla que protege el foso lo aísla de la música, del speaker. Todo se disipa. Silencio en su mente. Cuando el rotor de 1’ 95 cm y un peso de 115 kg (Alberto González, del Club Unicaja Atletismo) comienza el ritual del lanzamiento, la pista de atletismo JAVIER CIENFUEGOS de Montijo (Badajoz) enmudece. No tiene que pensar. Solo sentir lo que ya ha entrenado cientos de horas. Amplitud. Flexionado sobre sus piernas. Entra en los giros. La velocidad se incrementa como en un disparo. No es exponencial es explosiva.

Todos lo han visto, los competidores, los jueces, los entrenadores, y los cientos de aficionados que asisten en directo a la final de martillo del Campeonato de España. Sus paisanos han acudido en masa para ver como su ídolo se proclama campeón.

El martillo comienza el descenso con imperceptibles ondulaciones hacia el césped que le espera. Es un lanzamiento largo…. y entonces impacta. Desvaneciéndose el grito que lo ha acompañado durante esos cuatro segundos aproximadamente. La medición de los jueces no se hace esperar. Acaba de pulverizar su record andaluz en un metro y ocho centímetros. Poniéndolo en cabeza con 73’ 02 metros.

Alberto González en el momento del lanzamiento.

Estamos en el ecuador de la prueba, faltan aún tres intentos más de mejora. La reacción es inminente, Martín y Cienfuegos mejoran su marca, pero no lo suficiente como para batir a Alberto.

La amenaza al trono del campeón esta acreditada con esta marca. Tras la quinta y sexta ronda con un Cienfuegos muy regular pero incapaz hoy de mejorar. Se proclama campeón de España absoluto (lanzamientos de invierno) por primera vez, con tan solo 19 años.

Martín, González y Cienfuegos (de izquierda a derecha).
Kini y Alberto posando con el nuevo récord andaluz.

La etimología nórdica tiene un nombre para lo que acaba de suceder: derrotar en su Asgard (hogar de la fuerza) al laureado Cienfuegos.

¿Cómo empieza un record?

No comienza el día que se hace la marca. El record comienza mucho antes.

Las estadísticas nos hablan de registros. Un lanzador gana a otro, de vez en cuando se mejora algún centímetro. Los records se fraguan lentamente. Los multisaltos, la fuerza, la velocidad, la técnica. Hasta que un día ese disparo sobrepasa a otro y es el principio de todo.

Cuando se repite una vez tras otra, en la progresión natural de Alberto… estamos ante un campeón que va a dejar huella. Únicamente los más grandes ganan los campeonatos muy jóvenes y se perpetuán durante años. La resistencia a la erosión de los grandes campeones es diferente al resto de los mortales. Thor no es inmortal, solo envejece a una velocidad extremadamente baja. Esto nos lo cuenta en el comic Stan Lee y Jack Kirby los creadores.

Moisés Campeny 9 veces campeón de España desde 1999 y Javier Cienfuegos 10 veces. Pueden alimentar su curiosidad aquí:

https://en.wikipedia.org/wiki/Moisés_Campeny

https://es.wikipedia.org/wiki/Javier_Cienfuegos

Sobre Alberto pueden consultar:

https://www.youtube.com/watch?v=p6cg4_pe8NI

https://www.youtube.com/watch?v=iFn8MVngZ_k

https://www.youtube.com/watch?v=bkCZKzHV7Q4

http://www.rfea.es/web/estadisticas/ficha_atleta.asp?cod_temporada=19&cod_persona=119852#.XC0VbvZFzIU

¿Está llamado Alberto a formar parte de esta saga española?

Cuando Alberto llegó a la pista “Ángel Cortes” de la Salobreja para comenzar los entrenamientos de la temporada en octubre de 2017. Tiene dieciocho años recién cumplidos. Es mayor de edad para la sociedad y también para el martillo. Nunca más volverá a lanzar con 6 kg. La adaptación a este nuevo peso lleva implícito leyes nuevas. Pero la adaptabilidad mostrada desde cadete denota que esto no será un problema sino todo lo contrario un crecimiento.

Desde niño ha demostrado ser un buen atleta. La génesis del apellido Moyano en Jaén no es por casualidad. Su tío fue socio fundador del Club Zeus, y su otro tío un buen saltador de pértiga. Primos y familiares llevan el apellido, entrenadores, velocistas. La casa MOYANO, como si de Juego de Tronos se tratase.

Si es que hay un principio este se determina cuando pasa a cadete, abandona la escuela de atletismo y comienza a las órdenes exclusivas del entrenador Joaquín Moyano González (KINI), su primo.

La adaptación y los resultados son brutales, en el campeonato de España (Granollers julio de 2013) obtiene un oro en martillo (4 kg) y una plata en disco (1 kg). (Aún no se ha especializado al ciento por cien). Su físico en esos momentos es de 1,90 metros y 85 kg.

El crecimiento muscular que biológicamente se produce en los adolescentes con normalidad en Alberto es prodigioso. Quizá la genética le viene de sus antepasados.

El brillo de Alberto González es fulgurante, en tan solo dos años este jiennense risueño, que a los que tenemos más edad nos recuerda con su pelo rocker a José María Sanz, el cantante de Loquillo y los Trogloditas, que precisamente también mide 1,95 metros. En este periodo tan corto de tiempo ya ha hecho historia.

La precocidad de Alberto se deja notar en ese invierno. Los comienzos son batir el record andaluz, feudo de Francisco Javier Nieto, del Puma Chapín de Jerez con 67’ 34 metros desde 1999, en enero el martillo se detiene en 67,92 metros y en febrero 71,94 metros mínima para los campeonatos de Europa. Cuatro metros más en un mes. Juzguen ustedes de la calidad de Alberto.

Sebastian Coe aseveraba que cuando se iba a casa a descansar después de entrenar durante todo el día en la pista, se marchaba posiblemente con los mejores entrenamientos realizados en medio fondo a nivel mundial.

Al navarro Pablo Sarasate (violinista) en cierta ocasión le dijeron que era un genio. Afirmaba, si es cierto llevo trabajando 14 horas diarias todos los días de mi vida durante los últimos 36 años. Bien sí, soy un genio.

Tod@s los grandes hombres o mujeres que pretendan llegar a la excelencia, sea la disciplina que sea, deporte, arte o ciencia se necesita una dedicación exclusiva, un talento natural y un trabajo descomunal. Kini nos cuenta que su secreto es llegar los primeros a la pista y abandonarla los últimos. Parece ser que sí. Alberto es un gran atleta.

Su trayectoria internacional.

Participa en el mundial sub18 puesto 9º

Participa en el mundial sub20 puesto 5º

Alberto González en el Campeonato del Mundo Bydgoszcz

Nosotros lo intuimos, Kini lo sabía y Alberto lo corroboró… una mirada al cielo polaco que se reflejará un año más tarde en un bronce, un premio internacional, al trabajo bien hecho.

Dos semanas después de haber batido a Cienfuegos (marzo 2018) y con una moral tremenda se presenta en Leire (Portugal) para participar en la Copa de Europa de lanzamientos. Absoluto y sub 23.

Cienfuegos está con él pero participará en el absoluto. Tiene 29 años. Alberto es una promesa de segundo año pues acaba de cumplir 20 años.

Myslyvchuk (Ucrania), Halász (Hungría) y Alberto (España), en el podio de la Copa de Europa absoluto y sub 23 de Leire (Portugal).

Al aire libre en los campeonatos de España (Getafe, Madrid) obtiene una plata con (72,87 metros) tras Cienfuegos que como grandioso campeón revalida su titulo y obtiene mínima para participar en los campeonatos de Europa con 76,10 metros. Verano pasado.

Desde hace tiempo:

La RFEA se ha fijado en él y en su entrenador Kini. (Dúo inseparable). En este diciembre antes de la Navidad con el equipo nacional y los entrenadores tienen una concentración en Portugal. Jaén, Andalucía y España tiene un candidato muy fiable para el natural relevo del Olímpico Javier Cienfuegos.

Kini y Alberto en Vila Real de San Antonio (Portugal). Navidad 2018

En su mente están los mejores del mundo. Un ejemplo: Dos europeos y dos auténticos Gigantes.

Wojciech Nowicki

https://www.iaaf.org/athletes/poland/wojciech-nowicki-257354

Paweł Fajdek

https://www.iaaf.org/athletes/poland/pawel-fajdek-225148

Creo interesante ofrecer las marcas de martillo a nivel provincial: (ya saben la curiosidad)

Atrás quedan los records jiennenses establecidos por José Ángel González años 90 (actual entrenador de lanzamientos llevando la escuela de Unicaja) con 57,08 metros, su hijo Pablo González 62,15 metros y su hija Carolina González Vallejo con 52,59 metros (record andaluz, actual).

Newton que sabía “algo” de la gravedad afirmó que había llegado donde había llegado porque se mantuvo A hombros de Gigantes. No me queda ninguna duda que Alberto es capaz no solo de llegar sino de mejorar lo que tenemos. ¿Quizá una cita en Tokio 2020 ó una en París 2024? ¡¡¡O por qué no ambas!!! Y entre citas olímpicas. Mundiales y Europeos.

Pero para ir abriendo boca ¿qué tal un campeonato de España de invierno? La cita para esta temporada es Jaén en marzo donde Alberto al igual que su rival y amigo, intentará proclamarse campeón de España por segunda vez.

Invierno 2018 Montijo (Asgard Cienfuegos).

Invierno 2019 Jaén (Asgard González).

Yo estaré en la pista ese día, ¿que van hacer ustedes?

Alberto González nos cuenta:

Comida favorita:

De entrante un buen plato de jamón, lomo y queso ibéricos con buen aceite de oliva virgen extra de nuestra tierra y un pedazo de pan de leña, de plato principal un buen chuletón de ternera bien cocinado y de postre un flan casero.

Aficiones:

Mi mayor afición cuando no estoy entrenando son mi familia y mis amigos.

Me gustan mucho los deportes en general, pero un poco más los deportes de contacto porque de pequeño practique alguno. En vez de agresividad me enseñaron respeto, control, tolerancia y defensa. Nunca ataque.

También escucho mucha música de todos los estilos, cada música está hecha para un momento determinado de nuestra vida, y por último me gusta también bailar y cantar.

Música:

En los entrenamientos duros y en competición escucho música electrónica, me ayuda a aislarme y focalizar el objetivo.

También suelo animarme con el reguetón durante los entrenamientos.

Cuando estoy relajado y viajo oigo flamenco, pop y en general canciones más tranquilas.

El encargado de solventar los problemas musculares del Alberto es Alejandro Estepa, fisioterapeuta y amigo de Alberto.

Joaquín Moyano González nos cuenta:

Fui atleta del antiguo Club Caja de Jaén y actualmente soy entrenador del Club Atletismo Unicaja llevando a los benjamines de la escuela y a un grupo de lanzadores donde tengo chicos y chicas de toda Andalucía e incluso fuera de ella.

¿Mi mayor mérito como entrenador? Crear de ellos una pequeña familia en la que se apoyan, verlos crecer y disfrutar cada día del atletismo y ver cómo con confianza en mi trabajo y seguridad y constancia diaria van consiguiendo todo lo que se proponen.

Entrenador nacional de atletismo, diplomado en Educación Física y Licenciado en Psicopedagogía.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here