¡¡Qué fácil es predicar, y qué difícil dar trigo!!

Vehículos de gran tonelaje e impropios de pisar una pista de atletismo, hace unos días en La Salobreja.
El ganador de la etapa de la Andalucía Bike Race con final en La Salobreja celebra su victoria/ABR.

No corren buenos tiempos en nuestro país para la clase política. Así es porque los ciudadanos nos sentimos decepcionados de manera más habitual de lo deseable y de lo que nos gustaría.

Comprobamos con tristeza, y en ocasiones con la rabia que provoca el sentirnos timados, cómo los actuales dirigentes institucionales defienden más los intereses partidistas de los suyos que el interés general de la ciudadanía.

Un dato ejemplificador en este sentido lo encontramos en tantos y tantos ejemplos que podríamos poner de responsables públicos en el gobierno que hacen y defienden todo lo contrario de lo que anunciaron, proclamaron y se comprometieron cuando estaban en la oposición. Pero, claro, entonces aspiraban al sillón, y ahora están ya cómodamente apoltronados.

En los últimos días ha corrido como la pólvora por redes sociales el despropósito ocurrido en las instalaciones municipales de La Salobreja. Me refiero a que se haya utilizado la pista de atletismo para acoger una etapa de la Andalucía Bike Race, conocida popularmente como la Vuelta a Andalucía en Bicicleta de Montaña.

El gobierno municipal del ayuntamiento de Jaén ha tenido a bien que la pista de atletismo sirviese como improvisado final de una de las etapas de la vuelta. Y ello ha significado no únicamente que por las ya deterioradas seis calles de la “Ángel Cortés” circulen los ciclistas lógicamente con sus bicicletas, sino que la instalación fuese tomada por vehículos nada apropiados para ese lugar como un camión de gran tonelaje, una autocaravana, y un torillo mecánico que se encargó de descargar el material acarreado por el camión.

Uno de los equipos participantes en la etapa, tras cruzar la meta situada en La Salobreja/ABR.

Las fotografías de esa lamentable situación, que reproducimos hoy en este escrito, han tenido amplia difusión en las redes sociales despertando la indignación de los deportistas en general de la ciudad, pero especialmente de los amantes del atletismo.

No se entiende que un equipo de gobierno que criticó en la oposición, y aún hoy en el poder, la gestión deportiva realizada por su antecesor en el cargo, poniendo especial énfasis en sus críticas en lo mal que se estaba haciendo o se hizo con la pista de atletismo de la Salobreja, permita ahora lo que ha permitido. Pero la cosa pasa de castaño a oscuro si tenemos en cuenta que el actual concejal de Deportes fue en su día el delegado en Jaén de la Federación Andaluza de Atletismo, y el presidente del club de atletismo más importante de la provincia, así como uno de los punteros en Andalucía y en España: el Unicaja.

Está claro que una cosa es dar lecciones de buena gestión, de lo que hay que hacer para hacer las cosas bien, de proclamar a los cuatro vientos lo bien que lo voy a hacer yo cuando gobierne porque entiendo y porque me lo merezco… digo que una cosa es predicar, y otra muy diferente hacer todo eso cuando estás en posición de hacerlo o poder hacerlo, es decir, dar trigo.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.