Jaén “Nodoyuna” 2020…

La liga de 17 jornadas
FOTO: Fernando Linares

Puestos ya en contexto en el anterior artículo entramos en la presión y ansiedad que se ha vivido durante todos estos meses. Todo ha sido una montaña rusa desde esa ahora ya lejana Copa de Andalucía. Y en la que en estos meses ha vivido la liga como si se tratara de la sinopsis de la famosa película “Jumanji” o de aquellos dibujos de la infancia de los “Autos Locos” donde las similitudes del Jaén con el personaje “Pierre Nodoyuna” son más que latentes.

Ya desde el comienzo, Jaén fue el primero que recibió un caso positivo en la primera plantilla, algo que conllevo a la cancelación de las 2 primeras jornadas de liga y a un parón que se alargó durante 2 semanas sin entrenar y que se reanudó con la primera racha de 3 partidos en escasos 7 días. La primera victoria contra zaragoza casi sin entrenar y luego los puntos sacados en una pista como Anaitasuna y el famoso partido en casa contra Santa Coloma, donde el protagonismo se lo llevó un señor que vino con esa única intención y al que me niego a nombrar. Un primer tramo donde parecía que el equipo cogía ritmo y estaba preparado para unirse al pelotón de la liga , mejor tarde que nunca parecía.

Entonces vino un tramo realmente desastroso, donde el equipo amarillo recibió 3 aplazamientos de partidos consecutivos, contra Levante y O Parrulo en liga regular y el partido de recuperación de la jornada 1 contra Inter. Un bache cuando el equipo parecía tomar el estado de forma para afrontar un buen tramo de temporada.

Las desgracias continuaban y por segunda vez el Jaén tendría positivos en su plantilla, positivos de miembros importantes con los que se aplazarían en esta ocasión los partidos de Elpozo y Tudela. Era la segunda vez únicamente que el Jaén tenía un positivo, pero ya estaba instaurada la falsa idea en la gente que el Jaén era el equipo más afectado con diferencia. Pero por curioso que parezca, solo lo ha sido en dos ocasiones por su culpa, al igual que otros equipos. Pero la visión popular era que en Jaén pasaban cosas raras, los jugadores no tenían cuidado y demás barbaridades e intereses. No era así.

De hecho en ese aplazamiento contra el equipo murciano, salió Kike Boned con unas declaraciones bochornosas con una aparente intención de aprovecharse de esta situación o llevarlo a unas guerras muy lejanas a la de la salud física de los jugadores o de un grupo de trabajadores. Parece que el karma se ha tomado la justicia por su cuenta con el positivo obtenido en Murcia después de las navidades y cancelando el partido de recuperación. Esta vez no he visto al señor Boned hacer ninguna declaración. Desde Jaén al menos, solo deseamos que los jugadores afectados se recuperen y pronto vuelvan a dar mucha guerra en la pista y cuando se recupere este enfrentamiento sea un partidazo.

El Jaén volvió a jugar en la jornada 10 con solo 3 partidos disputados con una derrota debido a lo normal, un nuevo parón. En mes y medio el equipo había tenido 2 aislamientos, cuando volvían a entrenar y coger ritmo les tocaba parar y al volver solo tenían un entrenamiento. El partido contra el Betis se iba en minuto y medio de partido después de un esfuerzo titánico.

No pudo ser, pero vino un maratón de 6 partido en 16 días. Una completa locura, con el partido de recuperación del Inter de por medio y el partido de liga en el Palau. Se salió como se pudo y mucho fue, con 4 puntos en liga y la clasificación para la Copa, una de las pocas alegrías.

Al fin una semana de descanso, la primera vez que el equipo tenía 7 días de entrenamientos para preparar un partido y el único error que a mi punto de vista se le puede achacar a este equipo, el empate contra Peñíscola, un rival directo. Las aspiraciones estaban aquí, la inyección de moral que se necesitaba ante lo que venía en diciembre… Pero el equipo pinchó, o bueno, ganó un punto, con una segunda parte desastrosa… Aunque eso si, ¡si hasta yo estoy mareado con esta montaña rusa! Un único pinchazo por culpa propia, sin depender de arbitrajes, parones o faltas de entrenamiento. En Jaén se puso toda la afición en “rompan-filas”, se escuchaba hablar hasta de descenso.

Poco a poco el equipo pudo continuar entrenando, cogiendo ritmo y permitirse ser lo que era. Un gran partido contra Cartagena en octavos de la Copa del Rey, una gran Final Four, en la que el equipo fue lo que es. Porque este equipo no está hecho para ganar, no, está para luchar por las copas y luchar cada partido, y eso es lo que hizo en el partido contra Palma. En su cuarto duelo en siete días, el equipo hizo el partido que tenía que hacer, aguantar, y parece que el mundo fue justo, no por ese partido que debería haber sido de Palma, sino por esta montaña rusa donde solo había bajadas… Ya tocaba una subida.

Tres puntos esenciales para quitar miedos, para no vernos enterrados abajo, para ir a morder los partidos de ElPozo y Cartagena… No ha podido ser, nuevos positivos en los equipos murcianos han trastocado de nuevo este ritmo aplazando, el partido de Murcia y posiblemente el del Cartagena también. Y es que como le pasaba a “Pierre Nodoyuna” cuando se ve la línea de meta, cuando el coche va con normalidad, aparece una nueva calamidad que hace que el coche se pare. Casi que estoy escuchando la risa de “Pulgoso” de fondo.

Volveremos, como Jaén siempre vuelve, el día 9 en el peor de los casos, en un partido de recuperación de nuevo contra O Parrulo, y seguiremos luchando. Seguimos abajo, pero la liga está loca, con resultados inesperados y en una primera vuelta con dos jornadas más, la Copa parece que volverá a estar en los mismos puntos de siempre con 21-22. Jaén está ahí metido, aún con todo, aún hablando la gente de descenso, aún con la apariencia nacional de que es el equipo del maldito virus. El Jaén está ahí, luchando como siempre y con una victoria por aquí… un empate por allá, quizá…

Vaya, otra vez igual… ya estoy haciendo cábalas y números con la Copa. Si es que en Jaén no tenemos remedio.

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.