¡¡ El Olivo Arena ya está aquí !!

El Olivo Arena es una realidad. Hoy ha abierto oficialmente sus puertas, primero con la visita institucional de la mañana y posteriormente, por la tarde, con el partido amistoso entre Jaén Paraíso Interior y Mengíbar.

El comentario entre los presentes era unánime, precioso. Es el calificativo más habitual que utilizaban todos los que asistieron a esta cita histórica para la ciudad y la provincia de Jaén. El Olivo Arena posee más de 6000 butacas, en dos anillos, con múltiples accesos a la grada y todo tipo de detalles (zona de bar amplia, cubo multipantalla, varios marcadores, zona delimitada para personas con discapacidad…) Absolutamente todo lo que requiere una instalación de primer nivel. El Olivo Arena lo es, un Palacio de Deportes de primera categoría.

Incluso, más de uno esbozaba un gesto de tremendo asombro al entrar al pabellón. Y es que fueron muchos los aficionados que coincidían en que había superado sus expectativas… Un escenario idóneo sin duda para la práctica deportiva y para albergar acontecimientos de todo tipo (incluida evidentemente esa Copa de España que probablemente se dispute en nuestra capital).

Una instalación que Jaén merecía y que ya demandaba como capital de provincia. Era la única capital que carecía de esta infraestructura y su necesidad era palpable con solo ver el pabellón de La Salobreja (construido en 1975). El Palacio de Deportes era una reivindicación sempiterna del fútbol sala jienense que gracias a Diputación y Junta de Andalucía y a la insistencia del propio Jaén FS, de la marea amarilla y de la ciudad en general, ya es una realidad.

Tras el acto protocolario y los discursos habituales en estos casos comenzaba el partido amistoso que protagonizaban los dos representantes jienenses en categoría nacional, Jaén y Mengíbar. Un partido que servía para inaugurar el Olivo Arena y que siempre es atractivo de ver para el aficionado.

Más aún cuando en las filas capitalinas se estrenaba el gran fichaje del verano (por el momento), Jesús Aicardo. El gaditano anoche ganaba la Liga con el FC Barcelona, viajaba hasta Jaén, esta mañana se presentaba ante los medios y hoy disputaba sus primeros minutos como amarillo.

En lo deportivo, partido lógicamente de guante blanco, competido en su desarrollo y en el que los goles llegaban en la segunda parte. Mithyue y Attos hacían los dos primeros goles en el Olivo Arena y era Tortu el que reducía distancias para los mengibeños (entrenados por Javi Garrido aún).

Por cierto, que al final del partido fue homenajeado por la afición y directiva jienense Jordi Campoy que disputó su último partido vestido de amarillo. En el palco y emocionado el jugador catalán recibió una camiseta conmemorativa con su número ocho. Tras siete temporadas, el de Rubí deja la disciplina amarilla.

En definitiva, dia de estreno, día de inauguración y un día sin duda feliz para la ciudad de Jaén, puesto que por fin tiene ya una infraestructura digna de ella para la práctica deportiva a primer nivel.

 

tecnología del conocimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

  Acepto la Política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.